Un arte que sin electricidad no existe

• Monitores versus monitores, hacer de la tecnología algo más que tecnología. Lograr no sólo la alteración del lenguaje audiovisual, sino del monitor mismo como objeto de nuestra vida cotidiana; el monitor que puede cumplir otras funciones como el mingitorio de Duchamp, o la poesía Dada.
• La definición de un arte que sin electricidad no existe, pero sobre todo, la experimentación de la imagen televisiva, a través del propio lenguaje de la televisión. La alteración de su sintaxis, la ruptura con la lógica narrativa (inicio, nudo, desenlace), la manipulación apriori del no-mensaje para deleite de MacLuhan, la muerte del melodrama y de la banalidad.
• La cámara que no vende, que no engaña, la adicción que no se inyecta: la antitelevisión.

Las extensiones brotan por sí mismas: video objetos, video libros, video registros, video ambientes, video retratos, video poesía, video conceptos, video pintura, video confesiones, video reflexiones sobre la practica artística, manipulaciones electrónicas, onanismo virtual, vouyerismo electronico, enfrentamientos antipáticos, video selfies, etcétera. La proyección alcanza también al performance y se extiende a otras áreas artísticas como el teatro y la danza, la ópera y el circo.

Artistas como Joseph Beuys, Robert Rauchenberg, Bruce Nauman o Peter Campus ven en el video otras aplicaciones además de las educativas, contemplativas, o de entrenimiento. Dado que como lenguaje, el Video es un conjunto de colores, formas en movimiento e imágenes abstractas en tonos fuertes, un conjunto para armar. Imágenes, sonidos y demás códigos en un lenguaje que se mueve; tecnología y estética.

 

*El videoaLanguagerte es la ruptura del lenguaje de la televisión por el vocabulario de la televisión. Es cálido, no-sólo porque involucra al espectador proxemicamente -como en el caso de las video instalaciones-, sino porque exige niveles más altos de abstracción y una actitud perceptiva diferente de la que se tiene mientras se mira la televisión. En estas producciones, las imágenes toman diferentes formas; pueden ir de la yuxtaposición expandida de formas geométricas, hasta la imagen biográfica tomada desde ángulos distorsionados. Su unidad mínima es el videograma. En ocasiones, con un fuerte tono documental, en otros con cierto aire ficticio, ya hiperealista o trasgresor. El fin del videoarte, como el de la pintura o la poesía, recae en el campo de la estética, que finalmente tiene una finalidad sin fin, aunque suene redundante. Es una forma de incómodo sillón. Los artistas lo definimos como una forma maleable y accesible para extender nuestros sueños, nuestros sentimientos y opiniones sin necesidad de millones de dólares, un gran equipo de colaboradores o un departamento de publicidad.

 

• Mi cámara y el yo que me reproduce.OtraPola5
La característica predominante del videoarte, o video experimental como se le conoce hoy en día; es en definitiva la novedad, la simultaneidad, la intimidad, el intento proxémico con el espectador -tu que me ves yo que te veo-; amén de un sentimiento constante de presente que le habla a quien mira a través del tiempo, en ocasiones de manera básica o minimalista y en otras, en ambientes de información saturada y colorida. Esto es, que puede haber uso de-lo-último en tecnología de manipulación de la imagen electrónica, o puede haber solo lo que reproduce la cámara en forma más o menos “natural”. El reto, como en todo lo que pretende ser artístico, recae, en él qué se dice y en lo qué se lee, en relación reciproca. El arte del video entonces, pone al espectador en nuestra mira, lo hace víctima o cómplice, o cualquier cosa, lo deja loco y con esto, lo deja a su gusto o a su disgusto, a su enojo o a su risa, a su sorpresa o a su hartazgo… eso sí, conectando siempre con la imaginación de ese que le ve, sobre todo, aunque intenta desesperadamente llegar más allá, coNamJunen el otro que se esconde dentro, justamente ahí, detrás de nuestros ojos.

*Entre los nombres de otros pioneros, debemos mencionar a Naime June Paike, Vito Acconci, Woody Vasulka, Bill Viola, Nancy Angelo, Lynda Benglis, Barbara Buckner, Juan Downey, Dan Graham, Gary Hill, Shigeko Kubota, Richard Serra, Eric Siegel, Steina Vasulka, Les Levini, William Wegman, Skip Sweeney, Ilene Segalove, Dan Sandin, Ernest Gusella, Gina Pane, Peer Bode, Dara Birnbaum, Ken Kobland, Joan Jonas y Pola Weiss .

(Revista de video y arte electrónico: Visión Múltiple, # 2. Oct-Nov l994, México DF)

Categorias

THE VIDEO POETRY BOOK: A collection-collision of video poetry – poetry and video – video in poetry, poetry to video – video rhythms and poetic senses or any other combination you can find.

COLECCION PERSONAL.